5 COSAS POR LAS QUE SIEMPRE LE VOY A ESTAR AGRADECIDA

rompió mi corazón en pedazos pero me dejó mucho más.
  1. Por enseñarme cómo se siente el ser amada por alguien.
    Porque a pesar de ser la persona equivocada apareciste en el momento preciso para abrirme los ojos a un mundo que no pensaba estaba permitida a entrar.
  2. Por ver más allá de mi físico.
    Cuando eres mujer, lo primero que notan los hombres es tu físico, y aparentemente son incapaces de ver más allá. Gracias por llamarme inteligente, graciosa, rara, fascinante y otros calificativos más para mi mente, en lugar de simplemente "hermosa."
  3. Por sacar lo mejor de mí.
    Porque de cierta forma me ayudaste a descubrir partes de mí que pensaba ya no existían. Me mostraste lo compasiva y considera que puedo llegar a ser, me enseñaste que mi corazón no es un agujero negro y que soy capaz de sentir las emociones más hermosas en todo el universo, y de hacer que todos a mi alrededor las sientan también.
  4. Por hacerme entender que merezco mejor.
    Porque por dos años estuve encadenada a la idea de que quizás nunca merecería sentirme valorada ni tratada de la manera correcta. Porque gracias a ti pude cortar el círculo vicioso con esa persona a la que pensé amar antes de conocerte. Gracias por marcharte cuando te diste cuenta de que quizás tú tampoco eras lo que yo merecía; sé lo doloroso y duro que fue para ambos, pero no quedarte ha sido la mejor elección que pudiste tomar.
  5. Por disculparte.
    Porque necesitaba oír lo mucho que lo sentías por haberte dado por vencido y romper mi corazón. Aunque la volviste a cagar después, siempre me quedaré con tus disculpas como la última vez que oí de ti.